¿Ya es lo menos?

México.- La actividad económica mexicana no podría entenderse sin el estudio minucioso del regateo. Aquella práctica milenaria es indispensable para cualquier persona que busca cuidar el patrimonio familiar, pues sabe que todo comerciante prefiere bajar un poco sus precios que perder una venta.

Sin embargo, saber regatear no es tan fácil. Se requiere de un temple de acero, carisma radiante y una capacidad de persuasión que cualquier diplomático envidiaría. Si no naciste con esta feroz habilidad, te dejamos esta guía con 5 simples pasos para que aprendas a regatear:

1.

 

2.

3.

4.

5.

Compartir 5 pasos de la guía básica para el regateo mexicano