Que Paul McCartney muerto ni que ocho cuartos

Tierra de gente honesta y políticos ratas, México.- Una serie de medios mexicanos y extranjeros cayeron ante la provocación de una especie de Deforma brasileño que asegura que la diosa del proletario, Dulce María de Rebelde, está muerta y fue reemplazada por una actriz igualita.

Según creen los brasileiros, cuando RBD tocó en tierras cariocas allá por 2007 Dulce María comió algo descompuesto y murió para ser reemplazada por una chava idéntica. A lo mejor era escritora, eso explicaría el libro de de poemas…

Ya sea gavilán o paloma, el Grupo Interdisciplinario de Especialistas Anti-Chamaqueo le preparó otros 6 mitotes de la escena musical popular mexicana para que vea que la polémica no la hacen nada más los bitles y los rolin.

 

1. Dicen que Marilyn Manson se quitó dos costillas de cada lado para poder chuparse … una caguama más en la peda, pero la que originó esa modita de andarse desmembrando fue Thalía, quien prescindió de dos pares de huesos con tal de lucir una cinturita de avispa.

2. Según Sigmund Freud, cuando alguien se queda traumado en la fase anal, es decir entre los dos o tres años y “el conflicto se centra en la retención y liberación del excremento”, crece para ser un acaparador de objetos. Pues León Larregui lo llevó al extremo cuando llenó las paredes y el piso de su cuarto con caquita. 

Le hubiera salido más fácil un cuarto con todos sus discos, menos el Unplugged, ese a todos nos raya ¿A poco no?

3. Cuenta la leyenda sanangelina que Alejandra Guzmán y Paulinia Rubio tuvieron una “disputa profesional” donde el objeto de deseo era Erick Rubín. La rubia le lanzó la indirecta a “la Guzmán” con “Ese Hombre Es Mío”, la respuesta llegó con “Hey, Güera”. Sólo sabemos que el ganador se quedó con la intelectual Andrea Legarreta. Juzgue usted:

 

4. Luis Miguel no se rapó en el video de “La Incondicional” para conservar la sensual melena que humedeció las zonas bajas de nuestro país en los ochenta y noventa.

5. Todos los mexicanos se han sentido orgullosos del famoso Huapango de Moncayo. Lo que nadie sabe es que la inspiración provino de una cantina. El mito cuenta que un par de borrachos se peleaban en la madrugada. “Chinga tu madre, cabrón”, dijo uno, “chinga la tuya, pendejo”, le respondió el otro. Esta discusión, supuestamente motivó un José Pablo Moncayo entrado en chupes para componer el tema principal.

6. El mito por excelencia de la escena mexicana es el que cuenta todo conocido que chambea en un hospital. Esa que dice que Alejandro “El Potrillo” Fernández acudió a la sala de urgencias con un pepino atorado en la cavidad anal, que tuvo que ser sometido a cirugía para extirparlo y que al final recibió sutura.

Algunas versiones del mito lo sitúan en la Riviera Maya, otros en Monterrey y algunos incluso dicen que fue en Guadalajara y que no era un pepino si no una botella de vidrio.

La verdad es que no sabemos cuáles sean neta y cuales no, pero ustedes pueden todas sus teorías en los comentarios

 

Compartir 7 sorprendentes mitos de la música popular mexicana que todavía no sabes si son ciertos