Cuando eres diputado… pero aún así aprendes a leer… pero lees a Coelho

 

San Luis Potosí.- Un diputado de San Luis Potosí, que se llama José Luis Romero, presentó una iniciativa que va a cambiar el rumbo de la entidad, del país y ¿por qué no? del mundo entero.

Desafiando a quienes creen que son unos inútiles, este diputado compartió una brillante idea que podría hacerlo merecedor de un premio… o algo.

El insigne legislador presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Secretaría de Finanzas que los automovilistas que porten “calcamonías” (sic) con mensajes positivos en sus autos obtengan un descuento en la cuota de control vehicular.

Desde luego, las frases positivas serían impresas y proporcionadas por el Congreso del Estado, ese manantial de sabiduría.

Las calcomanías sería entregadas “gratuitamente” por parte del Congreso a los automovilistas que las soliciten.

La propuesta coincide con otra noticia, la del nombramiento de un “director de calcomanías” por parte de un candidato del PRI en Saltillo.

En un acto de introspección digno del aplauso, el diputado reconoció que la propuesta “podría parecer una churrada”.

“La intención es buscar una actitud “potosina” en todos los potosinos”, dijo el doctor César Lozano el diputado Romero.

La iniciativa fue aprobada por 14 votos a favor y uno en contra. Qué bueno que los diputados de todos los partidos tengan la madurez política para llegar a puntos de acuerdo en los temas trascendentales.

Lamentablemente, al señor diputado le pasó lo que le pasa a todos esos genios incomprendidos y adelantados a su tiempo.

La Secretaría de Finanzas dijo que NO a la iniciativa de Romero. Pero este paladín de la buena vibra no se quedó con los brazos cruzados. Ahora quiere ofrecer el cambio de aceite “gratis” a los automovilistas que porten las calcomanías.

Demasiado interés en que se impriman las benditas calcomanías, debe haber una crisis de optimismo en el estado y eso lo tiene muy preocupado.

Roy Bobadilla Ver otros 5933 artículos

Presidente del club de fans de MC Dinero


Compartir Cuando creías que ya habías visto todo tipo de payasadas del gobierno, llega esto