5 rutinas que les plagiaron

Transborde del metro Atlalilco S.O.S.- La representación del Viacrucis en Iztapalapa es casi tan tradicional como sus indices de delincuencia. Este año la versión número 174 del calvario de “El Buki”, luego de que diera por concluida su agrupación por la traición de uno de sus integrantes, volverá a reunir a miles de personas alrededor del Cerro de la Estrella.

Ante ello el grupo especializado de analistas, sociólogos y vendedores de gomichelas de El Deforma han descubierto la usurpación de los derechos de creación de la disciplina deportiva denominada gringamente “CrossFit” y la cual pertenece a los jóvenes representantes de Cristo de Iztapapa.

“Un gringo vino porque decía que quería representar al Buki en California y nosotros confiando en él le dimos nuestros secretos”, contó entre sollozos el Cristo #131, creador del programa integral de formación, además del creador original de los conceptos que rigen el Crossfit.

Aquí los pasos rutinarios que fueron profanados:

1. El juicio, o como los gringos le dicen: “Entrada en calor”

Se realiza un calentamiento previo para evitar posibles lesiones. Un juicio raro y un par de azotes sólo para “calentar” el ambiente.

2. Las 3 caídas fueron llamadas “Técnica/Fuerza A”

Aquí se practica la técnica de ejercicios en los que se desarrolla la fuerza, la técnica y la potencia.

Básicamente el trabajo de caer y tener que levantar la pesada cruz necesita fuerza, una técnica adecuada y la potencia para el embión.

3. La Undécima estación del viacrucis ubica la parte donde Jesús es clavado en la cruz y es sin duda la más cruel y difícil de todas las paradas, en CrossFit le llaman “Parte B”

Se trata del momento más intenso del entrenamiento en la cual se baja la cantidad de peso (ya no se carga la cruz)  con ello  se busca aumentar la capacidad respiratoria y el aguante.

4. La “Elongación” o La muerte en la Cruz

El “coach” o instructor realiza una elongación grupal de los músculos utilizados en el entrenamiento, o sea: ya todo se acabó y para este punto debes estar sin aliento, tanto como para terminar sentenciando “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

5. Luego de todo el ejercicio es posible que necesites ayuda para pararte, aunque sin duda tres días de descanso te harán resucitar.

¡Que alguien detenga a los impostores que se adjudican esta creación nacional!

Compartir Confirmado: Cristos de Iztapalapa son los verdaderos inventores del Crossfit