Hasta siente la brisa

Callejón del clip.- Joaquín Godínez ha decidido pasar unos días agradables aprovechando que en su trabajo sí le dieron la Semana Santa para descansar, por lo que fue a comprar varios productos del súpermercado, entre ellos, unas latas de atún y otras de sardinas, productos que lo hacen sentir que está cerca de la playa.

“Ya sé que no es lo mismo, pero este año no pude darme unas vacacioncitas a la playa. Ya será el próximo año”, comentó resignado nuestro héroe reprimiendo el recuerdo de que el año pasado había dicho lo mismo.

Cuando llegó a su casa, se dispuso a abrir las latas de atún al mismo tiempo para que el olor aceitoso invadiera toda la cocina, con lo que su cerebro se transportó de manera inmediata a una hamaca frente al mar.

Para concretar el festín, se preparó una cerveza con clamato, como aquellas que se tomó en una ocasión en su viaje de generación a la playa, cuando pudo ver a todos sus compañeros encamarse con las compañeros recién graduadas mientras él observaba la luna llena al calor de las cervezas.

Después de preparar la ensalada, se la comió con calma y guardó la restante en un tupper especial para este tipo de ocasiones, pues comerá un poco cada día de este mega puente para sentir que la playa no se acaba mientras ve en su Face las fotos de sus amigos que se asolean bajo el sol inmisericorde en alguna playa repleta de gente.

Compartir Oficinista come atún en Semana Santa para sentir que fue al mar