Manuales de supervivencia presenta:

México.- Todos hemos llegado un lugar que no es nuestro hogar y que, por lo tanto, no nos hace sentir incómodos. En estos lugares, resulta una verdadera proeza permanecer un buen rato sin caer en desgracias o humillarte a ti mismo tirando un vaso de leche, tapando el baño o rompiendo una valiosa antigüedad.

Es por ello que nos dimos a la tarea de reunir algunos consejos para salir bien librado cuando vayas a casa de alguna tía lejana, de tus amigos o cualquier casa que no sea la tuya.

1. Antes de entrar revisa que no tengas caca en tu zapato

2. Siempre di “sí” cuando te inviten a comer (después de haber dicho “ahorita no, gracias” unas 12,948 veces)

3. Cuando termines, agarra tu plato aparentando que lo vas a lavar pero espera a que te digan “no te pares”

4. Aunque la comida apeste, di “estuvo muy bueno, señora”, y si tienen mascota, regálale tu comida

5. Cuando escuches que están peleando haz como que no te das cuenta

6. Si te hacen la plática huye lo antes posible

7. Procura tener siempre a la mano servilletas o papel de baño

8. Aguanta lo más que puedas tus ganas de ir al baño

9. Si ya no aguantas, antes de hacer cualquier cosa revisa que haya que papel

10. Si hay papel, ahora revisa que haya un destapacaños

11. Si no hay papel, no te preocupes, por eso ya tienes tu servilleta o papel de baño

12. Si ignoraste los puntos anteriores y no tienes nada de papel a la mano, no te preocupes, aún puedes sobrevivir sacrificando uno de tus calcetines

13. (Procura hacer dentro de la taza del baño)

14. Espera por lo menos 10 minutos a que se disperse el olor

15. Debes estar conciente que después de tardar tanto, todos te verán de manera rara y concluirán en que tienes diarrea causada por la comida que te invitaron

16. Encuentra un lugar en la sala y procura que sea cómodo, ya que probablemente permanecerás ahí varias horas

17. Si te quedas a dormir ahí, pon tu alarma lo más temprano posible para que huyas de ese lugar

18. Antes de irte, no se te olvide decir que te encantó la comida, te la pasaste muy bien y que ojalá (NO) te vuelvan a invitar.

 

Compartir 18 útiles consejos para sobrevivir en una casa ajena