Siempre atentos a los temas trascendentales

Internet.- Es un personaje ficticio que representa a una mujer valiente, guerrera y poderosa cuya popularidad se encuentra a la par de amos de la cultura pop como Batman o Superman.

Cualquiera pensaría que sería aplaudida y vitoreada como un ícono del empoderamiento y un ejemplo para las niñas del mundo. Pero no. No es suficiente. Nunca es suficiente.

A la pobre de Diana Prince no dejan de lloverle palos. Primero la sacan de su puesto en la ONU por no tener sobrepeso y ahora la critican por rasurarse las axilas.

El estreno del nuevo tráiler de la película de Wonder Woman trajo la emoción y la expectativa de los fans y también nuevos reclamos sobre esta clase de temas, decisivos para definir el rumbo de la humanidad.

En el último avance de la cinta se presentó un momento “triggered” para el feminismo mundial, cuando Diana levantó los brazos y se descubrió que ¡vaya horror! tenía depiladas las axilas.

Entonces ardió Troya. O ardió Themyscira. O las dos.

 

El argumento es que, al estar aisladas del mundo, las amazonas de Themyscira no tendrían los estándares de belleza que conocemos y dejarían sus cuerpos lo más naturales posibles. Y que la costumbre del depilado comenzó en 1922.

Es decir que puede volar, tiene un lazo mágico, combate monstruos del espacio junto a un alien y a un señor que habla con peces y ha vivido más de 100 años, pero en el caso del vello sí hay que preocuparse por la precisión histórica.

Porque recuerda:

 

Roy Bobadilla Ver otros 5916 artículos

Presidente del club de fans de MC Dinero


Compartir Le llueven críticas a Wonder Woman por no tener vello en las axilas