Mi muñeca me habló, me dijo cosas…

Mundo sin valores.- Una corte federal del estado de Illinois ordenó a la empresa canadiense de consoladores We-Vibe pagar casi tres millones de dólares en indemnizaciones por rastrear los hábitos de uso de sus clientes.

Resulta que la empresa guardó los datos calientes de los usuarios sin su consentimiento a través del modelo We-Vibe 4, que es lo más parecido a un smart dildo controlado a través de una app que puede operar una pareja de manera remota y permite seleccionar temperatura e intensidad.

La gente que usó la aplicación deberá recibir diez mil dólares canadienses, equivalente a siete mil quinientos americanos. Los que sólo compraron el producto, aunque no tuvieran idea de la aplicación, pueden recibir 150 dólares gringos, equivalente a 3 mil pesotes.

Ahora los que profetizaron fueron los de 31 Minutos con esta rolita:

¿Y nomás por comprarte un dildo que te espía? Aparentemente los canadienses nos regalan una opción para salir de la crisis y divertirnos a la vez.

Compartir Cuando tus juguetes sexuales te espían y le cuentan todo al mundo