Tenemos las pruebas

Internet, Infinito, En Infinitum, Háblele.- La actriz y bailarina Alejandra Bogue, conocida por su destacada participación en el show Desde Gayola, se convirtió en la primera mexicana en viajar en el tiempo gracias a una iniciativa del gobierno de Peña Nieto. El objetivo de esta travesía que desafía las leyes de la física es reivindicar la imagen del mandatario, la cual ha caído al 96% de desaprobación.

Durante la primera expedición, la viajera visitó a un joven Enrique de veintitantos años mucho más sonriente que su versión presente. La sorpresa no la dio el encuentro mismo, si no de quién estaba acompañado “Quique”: nada menos que la cantante islandesa Bjork.

Bogue fungió como corresponsal de espectáculos transtemporal y se trajo el chisme fresquecito (o más bien ¿añejado?). Resulta que después del éxito de la banda de metal del ahora presidente, el mexiquense se exilió en Europa para distraerse de las guitarras y las chamarras de cuero. Ya como mochilero se instaló en Islandia y las cosas entre ambas estrellas “simplemente se dieron”.

La lógica de la Secretaría Secreta de Viajes en el Tiempo (si no la conocía es porque es secreta, d’oh) es que los mexicanos conozcan una faceta antigua de EPN y los millennials, principal fuerza electoral rumbo a 2018, puedan encontrarlo entrañable.

Aquí la prueba:

 

Aparentemente le salió muy bien la jugada a la SSVT pues Bjork viene a México en dos semanas y ya planean reencuentro televisado por la empresa de Azcárraga Jean.

Los hipsters únicos y alternativos ya se manifiestan afuera de las oficinas de la Secretaria de Gobernación para que Osorio Chong les consiga descuento para el concierto del Auditorio o que, en su defecto, pongan a la ex de Peña a cantar en el Zócalo.

Compartir Vedette viaja al pasado y descubre que Peña Nieto era novio de Bjork