Ya prepara su travesía para el de Instituto del Petróleo

Atlalilco, Tierra sin Ley.- Luego de superar una de las pruebas físicas más grandes a nivel mundial, el mexicano Trinidad Vázquez-Sound declaró que el recorrido ha sido aun más complicado de lo que esperaba, y aunque se estuvo entrenando durante varios meses ascendiendo el Popocatépetl, “ningún simulacro te prepara para enfrentar el temido transborde”, narró.

“Ha sido la prueba más dura de toda mi vida, luego de descender del Everest me enteré que en mi México existía este enorme reto y de inmediato fue mi sueño concluirlo, al fin pude lograro” declaró “Trini” mientras era auxiliado por personal de rescate en la parte final del transborde.

El ahora héroe nacional narra que su hazaña se vio mermada por el nulo funcionamiento de las bandas transportadoras. Además agradeció a Bryan Cherpa quien al inicio de la travesía lo surtió de alimentos como gomitas, cacahuates o frijolitos de chocolate, en bolsas de a 5 pesos, con las cuales logró completar el transborde sin morir de hambre.

“En la parte final ya estaba rendido, no quería nada más que desfallecer y morir, pero alcance a ver unas botas verdes y eso me indicó que adelante ya estaba la Línea 8, fue muy emocionante” concluyó el excursionista quien ya se prepara para recorrer otro transborde cuasi mortal, el de Instituto del Petróleo entre las Líneas 6 y 5.

Compartir Tras 5 años de expedición mexicano, logra concluir el transborde de Atlalilco en la Línea 12