Por fin podrán ver qué hay al otro lado de la calle

Australia.- Un día de éxitos y progresos en la lucha por la igualdad se vivió el día de hoy en la ciudad de Melbourne, Australia, toda vez que el municipio gastó 8,000 dólares en cambiar 6 semáforos peatonales para que luzcan vestido, en lugar de la tradicional figura con pantalones que se presenta en el mundo no civilizado.

La noticia fue recibida con optimismo por miles de mujeres que, hasta ahora, no podían cruzar la calle por la ausencia de una señal que les indicara cuándo hacerlo.

“En un mundo donde cruzar la calle es un privilegio de hombres y de gallinas para hacer chistes malos, presentamos el semáforo femenino. ¡Ahora son libres, mujeres! ¡Cruzad la calle! ¡Cruzadla cuando esté en verde!”, así lo anunció el alcalde, ante los aplausos de mujeres estrenando zapatillas de caminar y explorando territorios desconocidos.

El ánimo generalizado fue rápidamente reprimido por activistas de Femen, quienes se encueraron para protestar por la medida.

MUJER LISTA PARA ESTRENAR EL SEMÁFORO

Las feministas consideraron problemático que la ciudad pretenda recurrir al estereotipo de la falda para representar a una mujer, mientras que el lobby LGBTTTTTTIIIIQQAT&T repudió el semáforo pues recordó que “no todas las personas que usan falda son mujeres”.

Ante el temor de perder sus trabajos y ser señalados para siempre, los promotores de la medida propusieron cambiar las luces del semáforo por el aviso “Camine / No Camine” y así prescindir de figuras humanas.

La medida fue catalogada como “ofensiva” por grupos para la defensa de personas que no pueden caminar y como “muy ofensiva” por grupos para la defensa de personas que no saben leer, por lo que rápidamente fue desechada.

El alcalde se encuentra en un callejón sin salida, por lo que ha presentado su renuncia y se ha ido a vivir a una isla desierta.

Roy Bobadilla Ver otros 5835 artículos

Escritor honoris causa de La Castañeda, teórico del pragmatismo y entusiasta de los tacos y la cerveza.


Compartir Miles de mujeres cruzan la calle por primera vez gracias a este semáforo