Deberías tener más precaución

México.- La rodilla es esa pelotita que uno tiene entre lo que es la espinilla y el muslo. Pero como bien lo dice su nombre, es una parte muy suave, tersa y por demás sensible, ya que al ser lastimada, rota o mal tocada, puede ocasionar severos malos resultados y una vida llena de arrepentimiento.

Aquí los principales testimonios que nuestro equipo de investigación de rodillas chingadas ha podido juntar al entrevistar alrededor de 60 mexicanas y mexicanos que antes tenían sueños, pero no los lograron porque “se chingaron la rodilla”:

 

“Iba a ir al gym pero me lastimé la rodilla”

 

“Yo antes hacia aerobics pero me lastimé la rodilla”

 

“Iba a dejar de tomar pero me lastimé la rodilla”

 

“Yo iba a ser el amor de su vida pero me lastimé la rodilla”

 

“Ella iba a hacer spinning pero la cargué y se me cayó y le lastimé la rodilla”

 

“No te iba a dejar en visto pero me lastimé la rodilla”

 

“México iba a ser un país sin corrupción pero se lastimó la rodilla”

 

“Hoy iba a llegar temprano al trabajo pero ya sabes qué le pasó a mi rodilla”

 

“Te iba a ser fiel pero me gustaron más sus rodillas”

 

“Quería dejar de ser celosa pero me chingué la rodilla”

 

“Iba a responder por mi hijo pero el Brayan me lastimó la rodilla”

 

“Iba a pagarte lo que te debía pero me lastimé la rodilla”

 

“Le iba a dejar de ir al América pero otros americanistas me chingaron las rodillas”

 

“íbamos a poner el número 14 pero nos lastimamos la rodilla”

Compartir 14 cosas que pudiste hacer pero no lograste porque “te lastimaste la rodilla”