!-- Begin comScore Tag -->

 

La culpa la tuvo…

Hollyweed, Californication.- Hoy se cumple una década completa desde que la princesa del pop se deschavetó; un indicio de que los afortunados que vivimos y entendimos la importancia de este suceso ya estamos viejitos.

El 16 de febrero de 2007, tras una racha de decisiones peores que las de la directiva del Cruz Azul en cada draft, Britney se rapó la cabeza en público. Sin embargo, hemos descubierto que detrás de esa etapa hay una historia, desconocida hasta ahora.

La opinión pública cree que las causas del colapso fueron los 20 años en los que fue tratada como objeto sexual y su matrimonio fallido con Kevin Federline; sin embargo, el culpable es nada menos que Martín Ricca, leyenda infantil de Televisa.

El actor y cantante de origen argentino fue flechado por Cupido desde que se enteró de la existencia de Spears. Él se obsesionó al punto de dejar la carrera más prometedora del medio telenovelero mexa: le dio la espalda al éxito de ¡Amigos x Siempre! y Cómplices al Rescate para volverse el acosador principal de Britney.

 

En 2001, Ricca lanzó dos sencillos que ahora sirven de evidencia para explicar el colapso de Britney: “La culpa la tiene Cupido” y “Enamorado de Britney Spears”, ambos aullidos desesperados por amor no correspondido. Ricca se mudó a Estados Unidos para seguir a Spears de cerca y le hizo llegar fotos de su cuerpo imberbe y desnudo, además de mandarle sus escasos vellos púbicos por correo. Todo un acosador.

Se volvió su sombra y estas fotos, facilitadas a nuestro Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, lo prueban:

 

Aquí vemos cómo Britney intenta proteger a su bebé del acosador:

La situación escaló hasta que el 16 de febrero Ricca estuvo siguiendo a la princesa en su troca y la hizo perder la razón. El crimen nunca fue investigado ni juzgado debido a la admiración que el FBI le guarda a las novelas viejitas del Canal de las Estrellas.

Infografía preparada por el GIEI Deforma:

Mientras el cabello que alguna vez fue dorado caía, se derrumbó la poca reputación de “niña buena” que le quedaba. Lo que vivió la estadounidense hace ya 10 añotes fue tan significativo para una generación como la caída de la estatua de Saddam Hussein o del muro de Berlín.

Tras los fuertes traumas, la güereja se sometió a una serie de operaciones para dejarle de gustar a Martín, a pesar de verse peor que nunca.

Compartir A 10 años del colapso de Britney Spears, te contamos qué le pasó realmente