Controversia entre el Papa Francisco y Ratzinger por quién se queda la cuenta de Twitter


Roma.- La transición del sumo pontífice en el Vaticano ha sido un proceso bastante nuevo para todos los involucrados ya que generalmente esto sucede cuando uno muere, es por eso que algunos protocolos han tenido que ser modificados para adaptarse a la situación asunto que ha causado ciertas inconformidades por ambas partes.

Hoy se hizo del conocimiento del pueblo que Joseph Ratzinger consideraba quedarse con la cuenta de Twitter que ya tiene varios millones de seguidores con sólo 3 tweets y que esto no se le permitió, pues por una parte la Iglesia asegura que ésta es propiedad de la institución y no de una persona y por otra parte el ahora ex Papa no tiene la clave para usarla.

“Recibimos una llamada del honorable Ratzinger preguntando si era posible reclamar la cuenta, pero no podemos hacer nada por él, tendría que contar con el mail de registro o la clave anterior y parece que no las tiene o dijo que las iba a buscar.” Explicó Donald Green, gerente de cuentas secuestradas y seguridad para los usuarios de Twitter.

“Se me hace medio mala onda, pues yo soy el que ganó todos esos seguidores con mis tuits súper bien pensados, pero bueno, tampoco es que se me ocurren muchas cosas más que poner.” Confesó Benedicto XVI.

Según la última declaración del Papa Francisco, no harán un gran lío de esto, pues “es únicamente un mal entendido y Joseph ya lo aceptó.”

  • Escrito por Daniel Castillo

    Deja tu comentario

    Borracho toma un Clamato y su hígado se regenera por completo

    Ya está listo para empezar otra vez

    Carla Morrison ahora cantará canciones de Jenni Rivera porque YOLO

    Será la nueva diva de la banda

    Aficionados tratan a la sobrecargo como si estuvieran en el estadio

    Eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh.........

    Así se llamarían estas 21 películas de Hollywood si las hubiera creado Televisa

    {Top 11} Godínez se queja de que le roban comida y se desatan los MEMES en el refrigerador

    Los memes dan el salto al mundo material y los pegan en el refrigerador de la oficina