Papa Bergoglio echa atrás iniciativa de cambiar la hostia por un alfajor


Roma.- El nuevo sumo pontífice empezó de inmediato a trabajar en todos los casos que requieren atención por parte de la Iglesia y a menos de 24 horas de su elección ya publicó la primer decisión oficial del Vaticano.

“Como siempre, es de nuestro interés mantener una imagen renovada de la religión, pero no podremos cambiar la hostia que se ofrece en las misas por un alfajor,” Explicó el Papa Francisco.

“Sin duda es más sabrosa, pero en las pruebas tuvimos muchos problemas, a la hora de partirlo se desmorona y el piso queda todo sucio, hay que tener lugares frescos para guardarlos porque luego el dulce de leche (cajeta) se derrite y tenemos todo un cochinero en las iglesias y además no nos pudimos poner de acuerdo en el precio con la gente de Havanna que los produce, tal parece que no creen en el señor o no están dispuestos a que se les pague con bendiciones.”

Esta noticia cae como un balde de agua fría para todos los que pensaban que pronto podrían ir a misa para sacar un alfajor gratis, pues tendrán que seguir conformándose con la hostia.

La Iglesia aclaró que la iniciativa no esta cancelada al 100% pero que tendrían que encontrar un proveedor más flexible en cuanto a precios, que no solicite que su logo sea bordado en las sotanas y un buen sistema de Mini Bar para almacenar los alfajores en cada institución.

Sobre su postura ante el caso de AMLO con el vaticano no se ha dicho nada.

  • Escrito por Daniel Castillo

    Deja tu comentario

    ¿Qué pasa si echamos ácido sulfúrico en una Big Mac?

    Esto pasa

    Vuelve Rebecca Black (Friday) y está dispuesta a todo para recuperar su trono viral

    Antes de MC Dinero, existió Rebecca Black

    Aristegui revela que no ha investigado la tesis de AMLO porque todavía no acaba la carrera

    Hasta el momento solo ha encontrado cosas oscuras de EPN

    Azcárraga manda arrestar al Hobbit Bermúdez por haberle anotado gol al América

    Loret de Mola descubre errores en tesis de AMLO

    ¡El periodista podría ganar un Pulitzer por esta investigación!