La tinta para impresoras es más cara que la sangre

Deja tu comentario

Escrito por Daniel Castillo