Madre de los hermanos Harbaugh pide a los 49’s a dejarse perder y apostadores enloquecen


Estados Unidos.- Los hermanos Harbaugh protagonizarán un hecho histórico el domingo 3 de febrero, cuando se enfrenten en el Super Bowl como entrenadores de los equipos contrarios, uno al frente de los 49’s de San Francisco y el otro frente a los Cuervos de Baltimore.

La familia ha tenido un difícil fin de semana, pues no saben a quién apoyar, pero la madre de los entrenadores ha decidido tomar una actitud salomónica y le pidió a Jim (de los 49’s) que se deje perder ya que su equipo tiene más títulos de Super Bowl y el equipo de su hermano también se merece algunos.

“Tienen que aprender a llevarse bien y a compartir,” dijo en un tono serio la señora Harbaugh. “Si no aprender a dividir los títulos de Super Bowl se los voy a tener que quitar a los dos y no va a haber campeonato para nadie.”

Jim Harbaugh hizo un pequeño berrinche ante la decisión de su madre mientras que John sólo sonrió sutilmente.

Esto resultó una verdadera sorpresa, especialmente para las casas de apuestas en Las Vegas que daban como favorito al equipo de San Francisco y no saben si tomar en serio las declaraciones de la madre y modificar las apuestas, pues de cumplirse, perderían millones de dólares.

Este nuevo desarrollo llega después de las protestas que se emitieron ante el último triunfo de San Francisco.

Nota por colaboración de @ugesaurio

  • Escrito por Hans Sprongfeld

    Deja tu comentario

    Sufre Ingrid Coronado fuerte caída en pleno show y la “vuelve a hacer de pedo” en vivo

    Ahora sí tiene razón en hacerla de pedo

    Peña Nieto asegura que esta foto es falsa: él nunca vendería PEMEX

    ¿Estará editada esta foto?

    ¿Qué fue de Dexter y cómo empezó a cocinar metanfetaminas en su laboratorio?

    Su hermana era la “Dee-Dealer”

    Sectur nombra a La Joya, SLP como Pueblo Mágico

    Rubí puso a La Joya en el mapa

    Confirmado: Rubí protagonizará la nueva versión de la telenovela “Quinceañera”

    Presentación estelar de la chiva de 10,000 pesos