Cambiará Real Madrid a Pepe por linebacker de Baltimore

La directiva del Real Madrid dio a conocer hoy en conferencia de prensa que ha llegado a un acuerdo con los Ravens para ceder por un año a préstamo a su jugador Képler Laveran Lima, mejor conocido como Pepe al equipo de la NFL para la próxima temporada. A cambio, los merengues se harían de los servicios de Ray Lewis, actual linebacker de Baltimore.

Lewis externó que en un inicio estaba preocupado por la situación ya que él nunca había practicado fútbol soccer, pero que se ha sentido confiado tras ver los videos de la forma de juego de Pepe. “Es básicamente la misma posición” afirmó “bloquear los pases o taclear al corredor antes de que avance muchas yardas”.

Tanto el cuerpo técnico del Real Madrid como el head coach de Baltimore han calificado la negociación como ganar-ganar para todas partes involucradas. Los Cuervos obtienen a un tacleador más seguro mientras el Real Madrid obtiene un defensivo igual de rápido, pero mucho más limpio en las jugadas. “Esperamos que a Ray no le saquen tantas amarillas,” declaró José Mourinho.

Los merengues han declarado que varios equipos buscan también hacerse de los servicios de Sergio Ramos como pateador para la próxima temporada, pero están esperando para ver qué equipo les ofrece las mejores condiciones. Confían en recibir por él al menos 30 millones de dólares y una selección de segunda vuelta en el draft del próximo año.
Nota cortesía de @futbolalchile

  • Escrito por Hans Sprongfeld

    Deja tu comentario

    Peña Nieto amenaza con aumentar los impuestos a Triciclos Apache si mueven su planta a Estados Unidos

    Él también se puede poner duro

    6 increíbles ventajas de ser un gato callejero en México

    Top 13 memes de la humillación al América y todo lo que pasó en la jornada 3 de la Liga MX

    Memes de la Liga MX: La Vieja Confiable

    A este valiente patito se le ocurrió trolear a un tigre

    Y esto fue lo que pasó

    Una ONG llamada “Lucha Contra La Esclavitud” busca empleado sin sueldo

    El "buenondismo" y sus ironías