Compartir Los buenos amigos son como los condones, te protegen cuando la cosa se pone dura