Autoridades judiciales invitan a no hacer hoyos en cárceles.


México.- Luego de que se descubriera que sólo 2 de los 131 reos fugados de un penal en Coahuila salieron por un túnel cavado a mano mientras que el resto lo hizo por la puerta principal, autoridades judiciales pidieron a los reos ya no cavar en las cárceles.

“Invitamos a lo que vienen siendo los reos a que ya no realicen obras tan grandotas porque ahora sí que quien tiene que tapar los hoyos somos nosotros” Afirmó uno de los encargados del Cereso que pidió permanecer anónimo.

Como solución económica, autoridades penitenciarias han ofrecido abrir directamente los accesos principales a los reos que busquen fugarse para evitar excavaciones.

“Podemos llegar a un acuerdo, si piensan fugarse y demuestran que ya tenían todo listo para que no nos demos cuenta, preferimos que lo hagan por la puerta y que no tengamos que estar tapando hoyos después.” Expresó el encargado de la zona 3.

Mientras tanto, en la capital del país, el movimiento #YoSoy132 realizó un cerco humano a Televisa Chapultepec ya que dicen, Televisa cambió la cifra de reos fugados que originalmente habría sido de 132.

“Ahí luego luego se aprecia la manipulación mediática descarada de Televisa, le quitaron uno para que no se haga más famoso el número 132.” Declaró una de las manifestantes que se hizo identificar como “La congelada de uva”.

Nota por colaboración de @el_hammer

  • Escrito por Daniel Castillo

    Deja tu comentario

    ¿Recuerdan a 50 Cent en bancarrota? ¡Acaba de ganar 500 mil dólares en una apuesta!

    Así de injusta es la vida

    Martes de: Top 5 Selfie Fails

    Si no tienes cadera de modelo, que Photoshop te la pague

    FEMEXFUT despide a Christian Martinoli por recibir las agresiones del Piojo de mala manera

    Además le impusieron una importante multa

    ¡El hipster más fuerte del mundo!

    Se convirtió en héroe hipster al mover con sus propias manos a un vehículo estacionado en el carril para ciclistas

    Top 9 memes del Piojo golpeador de comentaristas

    ¡Hasta nunca, trogolodita!