Nunca confíes en algo que sangra por 4 días y no se muere

Deja tu comentario

Escrito por Hans Sprongfeld