Ganadora demanda a Saba y exige que le entreguen su iPad por haber participado


México.- Tras las ola de  comentarios en las redes sociales sobre la polémica promoción de los tampones Saba, salió a relucir una valiente participante que si bien le costó trabajo mandar sus fotos, lo hizo con tal de recibir su iPad y ahora exige que sea premiada aunque la promoción fue cancelada.

“Yo mandé mis fotos y cumplen con los requisitos, están en alta definición, de varios ángulos, súper creativas pero sin perder la clase y el estilo,” señaló Ximena Velázquez.  “Se me hace de muy mala onda que porque algunas niñitas se ofendieron por la promoción, ahora la tengan que cancelar, yo no tengo la culpa.”

Al parecer, esta fue la única participante que envió sus fotos cumpliendo con las bases del concurso, lo que le daría de manera automática el titulo de ganadora, pero los directivos de Saba no piensan lo mismo.

“No podemos entregarle el iPad porque la promoción era para menores de 18 y ella acaba de cumplir 19, tenemos que ser muy estrictos con nuestros requisitos.” Señaló el Director de Marketing de Saba, aunque en ninguna parte del anuncio se ve la restricción de edad.”

Al parecer la joven ya tomó medidas legales y está dispuesta a hacer lo que sea por que le entreguen su nueva iPad ya que por el momento no le han dado la respuesta que espera y la promoción ha sido descontinuada por su extraña y denigrante dinámica.

  • Escrito por Daniel Castillo

    Deja tu comentario

    Intelectual único y original dice que no le gusta Juanga porque él se empeda con Vivaldi

    Acusa al Divo de "populachero"

    Mamá de EPN le hizo la maqueta del sistema solar que presentó en cuarto de primaria

    Siguen los engaños

    Chica se asfixia por usar demasiadas gargantillas

    Universidad prohíbe accesorios noventeros

    Filósofos se van a huelga y no pasa nada

    No más búsqueda de la verdad, de lo bello y lo bueno hasta que sus demandas sean atendidas

    19 fotos de la cuenta de Snapchat que están provocando DUROS infartos

    Auuuuch