Miley Cyrus admite haber pasado una noche de “pasión” con Oribe Peralta


Reino Unido.- La actriz norteamericana Miley Ray Cyrus que tocó la fama gracias al programa de televisión de Hanna Montana y que hoy tiene una riqueza estimada de poco más de $54 millones de dólares, confesó haber festejado de forma pasional junto con el anotador de ambos goles en la final de México contra Brasil la noche del sábado.

Aunque no fue una completa novedad para el público ya que muchos londinenses vieron a Oribe en la misma mesa de Miley en la discoteca más exclusiva de Inglaterra horas después del partido, la también compositora declaró de forma muy abierta que “Oribe es una fiera en la cama”.

“No quiero decir que entablamos una relación seria, pues no es del todo posible ya que apenas nos conocimos durante la clausura de los juegos olímpicos y yo tengo que volver a mi país para trabajar en los próximos días, pero sin duda hemos creado un fuerte vínculo,” señaló la cantante de tan solo 19 años. “Lo que sí quiero recalcar, es que los rumores de los mexicanos en la cama son falsos, Oribe es toda una fiera, este sí que es un hombre.”

Las revistas de chismes y celebridades de Londres reventaron con la noticia y en México aún no hemos logrado contactar al “Cepillo” Peralta para que nos dé su versión, pero según fuentes confiables, el delantero ya tiene ofertas para posar semidesnudo en una revista europea.

  • Escrito por Daniel Castillo

    Deja tu comentario

    Centros de salud atenderán padecimientos como “mal de ojo” y “pérdida del alma”

    El susto, el flujo y los antojos también serán tratados con rigor médico y científico

    De último momento: ¡Crema y Nata se separan!

    Todo se derrumbó

    La historia de amor y troleo más épica en los DM’s de Twitter

    Emocionante y encantadora

    Personas que nacieron antes de Facebook deberán volver al útero a posar para el ultrasonido

    No puede estar completo su álbum de fotos sin el ultrasonido

    9 cosas que te diría tu niño interno si no lo hubieras matado

    Debiste haberlo escuchado