AMLO declara: La medalla de oro es una cortina de humo de los medios para distraernos del fraude


México.- Andrés Manuel López Obrador aseguró que la supuesta final de Wembley en la que México se adjudicó su primera medalla de oro en futbol olímpico sucedió de forma tendenciosa y que esta fue una cortina de humo realizada por el PRI y las televisoras para distraer a la ciudadanía del fraude realizado el pasado 1 de julio y el control que tienen sobre la población.

“Esa final estuvo arreglada, los medios claramente favorecieron a México para que ganen,” declaró un enérgico López Obrador. “Nuestro movimiento estaba cerca de destapar toda la conspiración del PRI con los medios y ahora con este cuento de las Olimpiadas será mucho más difícil obtener la atención de la ciudadanía, además los narradores de Televisa y TV Azteca claramente tenían tendencias en contra de Brasil.”

Posteriormente AMLO pidió una impugnación al México Brasil para que “la gente se concentre en el fraude y no en celebrar un triunfo falso, el árbitro claramente favoreció al tricolor y escuché que los jugadores podrán usar sus medallas en Soriana para obtener fabulosos descuentos de hasta un 15% para ayudar a encubrir los vergonzosos hechos del 1 de julio y tiene que ser verdad, lo vi en un video de youtube.”

  • Escrito por Hans Sprongfeld

    Deja tu comentario

    Llaman Marcos Aguilar “Verga” a Marcos Aguilar Vega y nos reímos porque todavía estamos en secundaria

    Aquí el video del "chusco" momento

    Ella es Lady 100 Libras, pero su final no fue tan feliz

    Quiso evitar una multa de 100 libras y le salió mucho peor

    Murakami amenaza con sacar un nuevo libro: Será un copy/paste de la misma historia (otra vez)

    Los hipsters entrarán en negación con esta noticia

    Comunidad LGBTTTTIITAT&T pide anular su derecho al matrimonio al ver cómo es la vida de casados

    Nadie los prepara para la vida de casados

    Movimiento Ciudadano culpa al hacker de Enrique Garay de robar el padrón electoral que apareció en Amazon

    "¡Qué pase el desgraciado!", opinó la señorita Laura