Compartir No todos pueden ser héroes, el tipo de a lado que aplaude es igual de importante